domingo, 21 de octubre de 2012

BODA DE GUILLERMO DE LUXEMBURGO


 Soy una apasionada del diseñador Ellie Saab. Siempre me han encantado sus vestidos de noche y por supuesto los de novia, pero con ocasión de la boda de Guillermo de Luxemburgo con Stéphanie de Lannoy creo que no ha estado demasiado acertado. Es un vestido muy adecuado para una princesa, muy clásico, con escote barco, manga francesa y una enorme cola. El encaje es muy bonito, pero considero que le faltan buenas terminaciones, sobre todo en los bordes: escote, bajos y mangas, y debe quedar más encajado en el cuerpo de la novia para realzar la silueta.





En España entolamos y trabajamos el encaje mucho mejor que en ningún país, las pocas modistas que lo hacemos. Solo hay que ver el traje de Doña Leticia, de encaje troquelado en color nude, que le sentaba como un guante, y el encaje estaba perfectamente trabajado. Enhorabuena a Felipe Varela, autor del vestido.



Los españoles siempre pensamos que lo nuestro es mucho peor que lo de los demás.
¡Pues no! Estamos muy equivocados. A ver cuando aprendemos a reconocer, apreciar y valorar lo que hacen nuestros compatriotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada