sábado, 8 de enero de 2011

¡A LAS REBAJAS!

Si os vais a las rebajas permitidme que os dé algunos consejos. Lo primero que hay que hacer es una lista de necesidades. No es bueno comprar por comprar simplemente porque sea barato.

Si necesitas un básico, como un abrigo, una camisa blanca, un pantalón negro…o incluso un vaquero, es mejor gastar más dinero y elegir algo clásico porque lo bueno dura mucho más tiempo. También es recomendable comprarlo en colores neutros que combinan con todo: negro, blanco, beige-camel o gris.

Para todo lo demás puedes elegir algo más barato y más vanguardista, con estampados o colores más atrevidos, pero piensa siempre como vas a combinar esas prendas, y con qué te las vas a poner. Si no lo piensas antes, puede que acaben en el armario sin estrenar. Es algo que nos ha pasado a todas.

Si no tienes demasiado dinero una buena forma de ahorrar y combinar la ropa es haciendo uso de complementos: cinturones, bolsos, zapatos, collares…Cualquier complemento cambia completamente el “look” de una persona. Te pondré un ejemplo: una camiseta blanca con un pantalón negro. Puedes ponértelo por la mañana en plan informal, con unos zapatos bajos y una pashmina. Si lo llevas por la noche, te puedes poner un collar y unos pendientes llamativos, un cinturón y unos zapatos de tacón alto. ¿A que cambia el look? Y en realidad llevas la misma ropa.

En definitiva, lo mejor es comprar con cabeza y no a lo loco. Si compras de ésta manera darás muchísimo juego a tu ropa, y parecerá que tienes muchísima aunque no sea así.

Si te entran unas ganas locas de comprarte algo aunque no tenga demasiada utilidad ¡cómpratelo! De vez en cuando hay que permitirse un capricho, pero que te salga barato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada