miércoles, 30 de marzo de 2011

SOBRE LOS TEJIDOS

Hay mucho desconocimiento en cuanto a tejidos se refiere. Los tejidos se fabrican con fibras, que se obtienen de la naturaleza. Pueden ser naturales, artificiales o sintéticas.

Las naturales como la seda, lana y algodón son la materia  prima para fabricar éstos tejidos. Las artificiales se fabrican químicamente, en laboratorio, pero en general proceden también de materias naturales como la celulosa. Las sintéticas proceden de petróleos y plásticos. Estas son las que pueden producir alergias y eccemas en la piel, porque no la dejan respirar, impiden el intercambio de oxígeno.


Por ejemplo del esquilado de la lana se sacan las fibras para fabricar el tejido de lana. Primero hay que hilar esas fibras, que no son mas que trocitos de lana. Ahí es donde empiezan los procesos químicos.¿Quién hila en una rueca hoy en día? Puede que en algún lugar remoto de China o India, y sería dificilísimo encontrarlo. Si alguien lo conoce que me informe de ello por favor.


Hoy en día es muy difícil encontrar un tejido 100% natural que venga directo de la naturaleza. Casi todos los tejidos han pasado por procesos químicos. Para empezar se tiñen para darles el color o el estampado, y eso ya es un proceso químico. Finalmente se les da un tratamiento para cambiar o mejorar el aspecto del tejido como abrillantado, cardado, almidonado etc… que es también un proceso químico. Si os enseño una seda natural de la auténtica no os gustaría nada porque es un tejido muy basto y de un color blanco-crema indefinido que parece desteñido. Pensaríais que es un tejido “grunge” para pobres y mendigos. Por eso cuando leo en alguna revista de moda que alguna famosa lleva un traje de seda natural me pregunto: ¿sabrán de que están hablando?

La gente está confundida, piensa que un tejido artificial es malo, y no es así. Por ejemplo la mayoría de los crepes son artificiales, pero eso no quiere decir que produzcan alergias y demás, porque están fabricados con materiales naturales como la celulosa. Los forros son de rayón, otro tejido artificial que proviene de la celulosa. Cuando escuchamos la palabra rayón pensamos “que horror” me va a producir un sarpullido, y eso no le va a ocurrir. Además hay tejidos artificiales realmente caros por los procesos químicos tan sofisticados a los que se someten. Hay tejidos artificiales e imitaciones de seda y lana que parecen completamente naturales y no lo son. Ni un experto conseguiría distinguirlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada