sábado, 17 de septiembre de 2011

AYER POR LA MAÑANA EN CIBELES MADRID FASHION WEEK



El comienzo de la pasarela Cibeles ha sido fantástico  con el desfile de Roberto Verino, que se dividió en tres partes perfectamente diferenciadas. En una pasarela adornada con palmeras, primero pudimos ver diseños tipo amazona en colores beiges y tierras muy de sport. Después pasó a una segunda parte en la que predominaban los colores grises, con atuendos más para ir a la oficina, para finalizar con tonos negros más de fiesta o de noche.
Lo mejor las maletas de viaje, pero eran tan bonitas, tan bonitas que si yo tuviese una, tendría miedo de que me la robasen, no por lo que llevase dentro, sino por la cubierta externa. Ahora que para viajar en coche, o llevar maleta en la cabina de un avión, siempre vigilada, son perfectas.
A destacar las chaquetas con puños y bajos con volantes que eran preciosas.
Toda la colección ha sido muy “ponible” al mismo tiempo que llamativa, y estilísticamente muy bien trabajada.
Me encanta Roberto. Me alegro mucho de que haya vuelto a la pasarela.

Más tarde estuve en el desfile de Andrés Sardá. Sobre una pasarela adornada con un suelo con dibujo de mosaicos, vimos una colección muy inspirada en Egipto. Los bañadores y bikinis que presentó eran muy comerciales, en lisos y estampados de flores y rayas. Lo que hacía respirar ese aire egipcio eran los complementos que lo acompañaban. Modelos subidas en unos inmensos topolinos, con capas y abrigos de gasa haciendo drapeados y abullonados, con largas colas en diversos colores, y las cabezas adornadas con capuchas,  tocados y sombreros egipcios.

No os puedo mostrar ninguna foto porque olvidé mi cámara.

No tuve oportunidad de ver el desfile de Jesús del Pozo que también desfiló por la mañana. De momento no sabemos quien se ocupará del futuro de la casa. Si será un diseñador o lo seguirá haciendo su equipo de trabajadores.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada