domingo, 25 de abril de 2010

ICONOS DE MODA


Siempre han existido personajes públicos a los que todo el mundo quiere imitar en su forma de vida y en su forma de vestir. Son los iconos de moda. Siempre existieron y siempre existirán. Al rey sol (Luis XIV) podríamos considerarlo como el primer icono de moda. Le gustaba que le imitasen y descubrió que la venta de ropa producía autentica entrada de divisas para su país, con lo cual fomentaba esa forma excesiva y lujosa de vestir, tanto para él como para su corte.







Otros iconos de moda bastante posteriores fueron Grace Kelly y Jackie Kennedy. Reinas y miembros de la realeza han sido siempre admirados e imitados. Todo lo que se ponían, los demás lo copiaban enseguida para parecerse a ellas.


Hoy en día el fenómeno se ha convertido en un excelente negocio y se ha trasladado a actrices, cantantes, deportistas y modelos, aunque una parte de la aristocracia sigue siendo icono de moda para muchas personas. Véase por ejemplo Naty Abascal o Leticia Ortiz, Rania de Jordania...

Hay casas de moda que contratan a estos personajes, llamados celebrities, para que sean su imagen. Pretenden vender más un estilo de vida que una prenda en concreto. Estos personajes están obligados mediante un contrato a aparecer en determinados eventos, por ejemplo fiestas o desfiles de modelos, unas cuantas veces al año y esto produce un enorme beneficio y aumento de ventas en sus tiendas. Es muy rentable contratarlos. También ellos ganan muchísimo dinero con estos contratos. Incluso se han atrevido con la modalidad de ¿diseñadoras? Como las hermanas Monica y Penelope Cruz, Kate Moss…que hacen pequeñas colecciones para venderlas durante un tiempo limitado en los almacenes de la empresa contratante. Este fenómeno sirve para hacer una venta masiva de productos asequibles de precio en un momento puntual, o para vender posteriormente otros productos. Algunas veces se han formado verdaderas colas para conseguir alguna prenda supuestamente diseñada por ellos.
Y yo me pregunto: ¿porqué queremos ir vestidos como ellos? ¿ tenemos tan poca personalidad? ¿somos tan inseguros? Lo cierto es que siempre ha ocurrido y siempre ocurrirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada